Desahogando

...con los sentimientos no se come.

Este tema no es mi favorito, no me hace gracia hablar de mi vida amorosa, mis intentos fallidos, y cuando hablo de intentos fallidos no me refiero a los hombres que han hecho parte de mi historia, sino más bien a fallarme A MI MISMA, a mis valores, sueños, metas y deseos. Es un proceso que llevo tratando de mejorar y modificar; esa mentalidad sumisa que llevo viviendo tanto tiempo. Hay días donde me despierto con la firmeza para seguir mis sueños personales, para soltar algunas cosas y con suerte imponer mis sentimientos. Pero no lo logro, me disminuyo yo misma y acepto lo poco que puedo estar recibiendo, añorando sea más.

 

En algún momento tuve una pareja que me decía que “llorando no resuelves nada”, “eres muy ilusa, así te va a j todo el mundo”, “la vida no está para andar sintiendo” o peor… “con los sentimientos no se come”. Estos comentarios y forma de pensar de otros, se van imponiendo en nuestras vidas silenciosamente, no nos damos cuenta hasta que un día en tu mente ya piensas que debes: callar, aceptar y continuar. Y BOOM! Ya vas callando tu propia identidad, y dices “amén” , vas silenciando tus deseos y te conformas con los deseos de esa persona.

 

Me ha hecho frenar, ahogar sentimientos en el silencio, controlar mis manos para no irme directo abrazarle, llorar callada procurando nadie jamás note que estoy llorando. Alguien le a pasado que tienen a esa persona de frente y tu mente está completamente hecha un tornado, y lo que más retumba en tu cabeza es: “ojala se acerque, ojala me bese… ojala note mi maquillaje”

No imaginan cuanto he borrado y vuelto a escribir esto.

 

Conformarte con un beso cuando al fin te lo dan, que no recibas halagos, detalles, cariños, y que desear esto en tu vida sea ser: “ingenua, ridícula, ilusa o fuera de este mundo”… En serio, alguien dígame si estoy siendo exagerada, dramática, o muy ingenua al desear alguien para mí, con la capacidad de ser al menos un compañero de camino; NO PIDO NADA ETERNO, TODOS SABEMOS QUE LA VIDA ES EFÍMERA. Pero, un compañero capaz de aceptar nuestros deseos y respetarlos, entenderlos, sin imponerse ni pretender que nuestra vida sea toda dedicada a ser grata, en vez de ser esfuerzos mutuos porque estén ambos bien.

 

Hoy confieso que estoy dañada, lastimada y dolida, incluso ahora mientras escribo, se van las lágrimas directo al ordenador y mi mente me frena para no ser espontánea y honesta… me susurra: “ridícula, borra eso, estas victimizándote”. Paso cada día de mi vida, fingiendo sonrisas, y seguro algún psicólogo frustrado vendrá a decirme que lo que debo trabajar es mi amor propio, y le ahorro su comentario sí! SI DEBO TRABAJAR MI AMOR PROPIO, mi capacidad para aceptar, soltar y ser firme ante mis sentimientos y valorarme como mujer.

En el mismo momento en que aceptamos que tenemos que ser duros, fríos, y malos para poder tener éxito, o lograr las cosas… para mí, en ese momento, vendemos nuestra alma, nuestra esencia.Nos colocamos una mordaza en la boca y vamos muriendo por dentro… lo sé, porque yo lo estoy viviendo.

Atreverse a vivir